domingo, 25 de julio de 2010

Transatacama: una travesía desértica sobre raíles


Transatacama es un tren que recorre el chileno desierto de Atacama visitando las antiguas salitreras, los geoglifos de Cerros Pintados y otras atracciones naturales de la zona entre las que se cuentan minas abandonadas, cementerios y centenarias estaciones de trenes, en uno de los lugares más áridos del planeta.
El recorrido que ahora se plantea, sobre raíles, en este Transatacama, es la nueva travesía norteña que comienza en la ciudad de Iquique.
El tren de turismo está compuesto por un coche belga de 1930 y otro coche chileno del año 1960. La partida es cada sábado desde la estación que se ubica en la zona de la Zofri (cerca de la ex aduana) y termina en los geoglifos Pintados, recorriendo 100 kilómetros, en cuatro horas y media de viaje, pasando por las estaciones de Huemul, La Noria, San Pablo y Mosquito.
La bienvenida a bordo incluye un desayuno acompañado por música aymara, aperitivo y almuerzo buffet en el Tambo, bajo un milenario árbol de Tamarugo, un sitio que recrea las antiguas chozas quechuas.
Uno de los objetivos de esta nueva propuesta turística es revivir la época de gloria de las salitreras. Las más importantes como Humberstone y Santa Laura se recorren después del almuerzo en un transfer privado, donde se realizan visitas guiadas a través de las construcciones donde se asentó uno de los pasados más pujantes de la historia chilena.
Publicar un comentario