sábado, 30 de octubre de 2010

Barceló Formentor, ‘Mejor Hotel Boutique de España’ en los WTA


El hotel Barceló Formentor 5*, en Mallorca, ha sido nombrado el ‘Mejor Hotel Boutique de España’ en la gala de los World Travel Awards 2010, considerados los ‘Oscar’ del Turismo, celebrada en Antalya (Turquía).
El hotel también era finalista en la categoría de ‘Mejor Hotel de Lujo de Europa’, y ya optó al galardón en estas mismas categorías en la pasada edición; pero ha sido 2010 el año en el que se ha materializado este reconocimiento a un hotel que se sitúa en lo más alto del panorama turístico internacional.
Estos premios, que se entregan desde hace 17 años, reconocen el nivel del servicio ofrecido al cliente final y el rendimiento empresarial global. Son el resultado de los votos online emitidos por 183.000 profesionales del sector, distribuidos en más de 160 países.
Es, por lo tanto, uno de los más importantes galardones que se otorgan en el sector turístico a nivel internacional, pues lo entregan los propios profesionales del sector de todo el mundo.
Hoteles Boutique: otro concepto de alojamiento
El término ‘Boutique’ acuñado a un hotel hace referencia a establecimientos con un encanto especial: son los hoteles no convencionales, en gran medida también por estar situados en entornos únicos y por su exclusividad. Suponen un paso más en el lujo comúnmente conocido, con una arquitectura y diseño destacables y un servicio excepcional al cliente.
En definitiva, intimidad y lujo, en un entorno inigualable. Y esa es precisamente la definición del Barceló Formentor: ubicado en la península de Formentor, el hotel se sitúa en medio de 3.500 hectáreas de bosque mediterráneo; lleva siendo desde hace más de 80 años el hotel de lujo más icónico de Mallorca y una referencia del turismo en el Mediterráneo.
Ya desde su apertura en 1929, el Barceló Formentor fue destino indiscutible para las vacaciones de personalidades internacionales, de estrellas de Hollywood, a realeza europea: Rainiero y Gracia de Mónaco, Audrey Hepburn, Clark Gable o Winston Churchill son un pequeño ejemplo de los huéspedes que dejaron su impronta en el hotel, en el que aun se respira en cada esquina ese aura del glamour vintage de aquellos años.
Publicar un comentario