Isla Mauricio

(Isla Mauricio)

Después de una paliza de avión vía París se llega al aeropuerto de Port Louis en Isla Mauricio, allí nos estaban esperando para llevarnos al hotel (Le Canorier), es una antigua fortaleza. Cuando llegamos nos estaban esperando para acomodarnos en las habitaciones, antes de levarnos las maletas nos dieron el típico coctel de bienvenida. Llegamos a la habitación y como era muy tarde nos habían dejado la cena para no tener que irnos a la cama son cenar. En los siguientes 2 días no hicimos nada, solo descansar beber y comer en el hotel. Al tercer día fuimos a la isla de los ciervos, no encontrareis ninguno, no se el motivo de este nombre. Para llegar allí vas en un catamarán bebiendo, escuchado música y pasándotelo de lujo, ves unas pequeñas cascadas que dan al mar y realizas snorkel, también tienes la opción de montar en globo llevado por una lancha para ver el maravilloso paisaje, cuando llegas a la isla estas allí entre arena blanca tomando el sol y pasando el día, ya por la tarde vuelves al embarcadero y de vuelta al hotel, esta excursión no es cara ya que también va incluida la comida y la bebida. Los 2 o 3 días descansando en el hotel y disfrutando de el ya que es un todo incluido, de la piscina a la playa, de la playa al bar y del bar a la piscina, una maravilla. Al octavo día salimos para ver la isla, como la isla es pequeña la verdad que las excursiones son muy completas, en esta vimos el volcán, un lago hindú en donde tenéis que tener cuidado con los monos ya que como te descuides adiós cámara, NO les deis de comer son agresivos. De ahí os llevan a un mirador en donde podréis ver parte de la isla rodeados de monos, luego vais a comer y después vais a las cascadas y a la tierra de siete colores, la verdad que parece que la han pintado por la mañana, es alucinante. Allí veréis tortugas gigantes. Por la tarde vais a un zoológico en donde lo más llamativo que veréis son canguros blancos, después de esto vuelta al hotel. Al día siguiente descanso en el hotel para seguir disfrutándolo. Al décimo día podéis ir a ver el botánico y por último ir a Port Louis para conocer la capital y realizar unas compras. Después de 15 días vuelta a España. Como podréis haber notado no es un destino para ir a ver cosas, es para descansar y olvidarte del mundo. Es el PARAISO.
Publicar un comentario